martes, 7 de abril de 2009

UNA G MARCADA EN LA FRENTE

A veces no habéis tenido la sensación que tenéis marcada una G en la frente. También podría ser la B de boba o la T de tonta, no se hay tantas letras que la gente cree que nos puede marcar porque ellos lo valen. Se han mirado ellos realmente al espejo.
Ayer fue un día extraño, podía ser un gran día o un día de estos que os digo. Acabé con esta conclusión debo tener la G de gilipollas marcada en mi frente.
Cuando se tiene una aptitud de escuchar, de no interrumpir al interlocutor hasta que termine su gran discurso, o al menos eso cree que está haciendo, cuando haces esas pausas, esos silencios para dejarte margen para intentar no cambiar tu cara de asombro al escuchar esa sarta de estupideces, cuesta y mucho no levantarse y enviarlo todo al carajo. Mantienes la compostura, te dices a ti misma, que todo irá bien aunque lo veas de un surrealista descomunal, pero sigues y sigues escuchando con tu cara de interés. Al final dice esas "mágicas palabras" y suerte que estas sentada en un silla porque si no crees que te vas a caer al suelo.
Ahora sé que mis pasos son firmes, porque si no pensaría que la tarada de la cabeza soy yo y no ese tipo de personas. Que si no estás al cien por cien son los que dejas que te hundan en la miseria. Ahora ya no, ahora ya no existen ellos, ahora solo estoy yo.
Encima se deben pensar que son sutiles y secuaces cuando en realidad son estupidos y retrasados. Lo mejor fue cuando por fin lo expuso todo sobre la mesa y luego me toco a mí el turno. Después de una situación así hay dos alternativas, o le dices el nombre del cerdo, o cambias las tornas y haces que sea la otra persona que se quede clavado en la silla. Esa fue mi penúltima jugada porque el final de la partida está en mis manos. La última carta depende de mí. Así que tan listos al fin y al cabo no lo son como podéis ver.
Ahora esa persona que esperaba que yo me bajara los pantalones, es la que espera .....................Hay crisis si y mucha, pero también hay que mantener una dignidad hacia nosotros mismos, sino que nos quedará.....Espero que la próxima entrevista vaya mejor.

18 comentarios:

alma máter dijo...

Anna vengo a decirte que pase a leer tu relato y te comenté, aunque me sale mi mi nombre real.. jeje.. es el comentario nº 6.

Un besote!!!

Lola dijo...

Hola Anna, vamos juntas caminando, avanzaremos seguro.
Tantas veces he tenido la sensación de llevar la g en la frente que me ha llegado a parecer que es parte del decorado y de mí.
Me gusta cómo al final de tu texto lo dices bien claro, ahora todo depende de tí, así que muy listo no puede ser...y ahí te doy toda la razón, se podrán hacer los importantes, imprescindibles, sabios, lo que sea, pero si dejan en tus manos el final, no lo son tanto.
En la frente sólo nos pondremos lo que nosotras queramos, y tú vas camino de ponerte una v, de valiente.
Un beso

Carmeli dijo...

Hola Anna, hay algo en la vida que no debemos perder, y es la autoestima, no preciosa no llevamos nada grabado en la frente, quizà esta en el corazón, y eso nos hace transparentes.
Que ingenuos los que se creen que llevan los pantalones, no se dan cuenta que las faldas son las que valen, jajajaja, nosotras lo ponemos todo, (faldas, pantalones.....) va es una broma, siempre me gusta poner una sonrisa.
Se por experiencia propia lo que es ir a remolque , siendo tontas, bobas o gilipoyas, pero en realidad somos unas VALIENTES, NO LO DUDES NUNCA, unque tardemos en aceptarlo.
Me costo un poquillo, de hecho ayer no fuì capaz pero alli tienes mi voto. SUERTE mujer VALIENTE.
Un beixo, petones ( se dice asi). Carmeli.

Fco. José dijo...

Vaja, suposo que l'entrevista no t'ha anat massa bé, però pel que comentes t'has fet valer i això és el més important. Jo també estic fart de les persones que es pensen que perque són els teus jefes poden prendre't per imbècil.

Un petó gran.

Berta dijo...

Jo penso que la G, bàsicament la porten les persones que es creuen que tenen poder, que amb 4 paraules poden fer ballar als altres al son de la seva música.
Tú per descomptat no portes cap "G", més aviat una V de valenta com molt bé han dit o una LL de lluitadora o moltes altres lletres... menys la G.

BocaDelcielo dijo...

En varias decisiones que he tomado he tenido una T inmensa.

roxana dijo...

SI!!!!!!!1 A VECES LO SIENTO Y OTRAS LETRAS TAMBIEN, PERO BUENO ASI SE APRENDE! con las cosas que hacemos y no nos gustan y tratamos de cambiarlas. un besote grande y felices pascuas de resurreccion.

Jorge Martin dijo...

algunas veces también me ha pasado a mi, pero aprender de los errores o de las etiquetas tambièn es de sabios.nos leemos

Beeril dijo...

Muchísimas veces, desgraciadamente. Pero vivimos de los erroresy seguiremos tropezando en ellos hasta encontarles una solución...

Saludos desde Irlhadia!

Soñadora dijo...

Anna, dudo que tengas una G grabada, pues tu actitud fue todo lo contrario! Bien hecho! Debemos valorarnos siempre, y probablemente la proxima entrevista vaya mejor y si no, ira mejor la que a tí te convenga.
Besitos,

carmen dijo...

anna por mas que he intentado dejar el comentario no me deja no se como accede por favor dime como ,o soy muy torpe o no entiendo como va.
Cariño el relato es precioso ,pero no puedo y quiero.
Dime como .

Un besito cielo.

Mariluz dijo...

jejeje... ¡no sabes cuánto disfruto cuando creen que soy B,T y G!... Pero lo que mejor me sales es la A (autista)
Ah, Me inscribí para darte mi voto al relato, como habrás visto.
Hasta la semana que viene, preciosidad.
¡Feliz Pascua!

Dashina dijo...

Si tienes oportunidad de ser sincera y eso incluye una importante dosis de cinismo, que es lo que me gusta a mi, es lo mejor para clavarles en el asiento a esos que se creen que son más de lo que realmente son. Puras apariencias.

Es cierto que en muchas ocasiones esperan que te bajes los pantalones, les regales la vaselina y encima te aguantes la camisa para que no moleste, pero no vale la pena. El orgullo ante todo, que no es más que dignidad.

Besotes!!

PD, he puesto el widget de seguidores en la columna lateral... Yo te tengo directamente en el reader!!

Inés Bohórquez dijo...

Hola, un gustazo visitarte. Gracias por visitarme y por supuesto que te gusten mis escritos...
Fijate que con respecto a esa letra que muchas veces pareciera que llevamos colocadas en la frente yo lo veo como etiquetas. Y es que en muchas ocasiones nos las colocamos nosotros mismos con nuestras acciones o pensamientos. Mas creo, que son como ciertas trabas que logicamente llegamos a superar una vez que las identificamos.
En infinitas ocasiones me he sentido etiquetada incluso veo hasta el abecedario completo en mi cara como si hubiese nacido como Harry Potter sabes, marcada con la E pero se que eso es algo que podemos y puedo superar.
He aprendido que en ciertos momentos no basta usar una tinta indeleble siempre queda un poco de lo siempre hemos sentido y mas aun cuando lo sentimos hacia nosotros mismos. Un cambio de actitud dicen que es lo mejor. En mi caso me siento frente al espejo de mis días y me doy cuenta que las letras sencillamente las llevan los "Demás"...
Me encanto tu post.Me has hecho pensar en mi cotidianidad creeme que si!!!
un abrazote y hasta pronto

Lords dijo...

Anna...

Lei tu relato, esta genial...relamente me agrad mucho...esta para ganar, ya di mi votacion con el punto maximo...

Suerte...

Lords

toñi dijo...

Hola Ana. Me ha gustado mucho tu relato y estoy de acuerdo contigo, la dignidad nunca hay que perderla. Actuaste correctamente.

Un placer encontrar tu blog

Un beso

Oscuro dijo...

Muy bien, bien hecho, uno tiene que tener principios y no agachar las orejas por nada o por nadie.

Un besito

Mar dijo...

No, las letras las "verán" los demás... se ve aquello que se desea. Todo está basado en malditas relaciones de poder y las asimetrías existen.

Pero la dignidad también. La D.... en todo caso, en el cuore y en la cabeza, mujer.

Un beso enorme