miércoles, 4 de marzo de 2009

AMISTAD

Qué bonita palabra, que bien me suena saliendo de mis labios, es como un dulce silbido que te despierta al amanecer, como un rayo de luz entrando por la ventana en un día frio de invierno, arropada en la cama y abrazada a la persona amada. Que más puede desear una persona. Saber que detrás de una llamada hay una voz que te alegrará el día, que te animará para hacer cualquier cosa, para disfrutar de cualquier velada. En la vida pasa mucha gente, pero es poca la que permanece realmente a nuestro lado durante mucho tiempo. Unos pasan meses hasta años, pero cuando se van ves que no han dejado nada que se pueda aprovechar. Otros quizás solo han pasado algunos días o semanas pero te han dejado alguna marca que te quedara para siempre. Y luego están los amigos de verdad, son como las estrellas, te asomas y no las ves, pero si te fijas bien, si miras sinceramente y profundamente siempre están ahí, van saliendo poco a poco, hasta que su luz permanece inerte que hasta te extraña que no los hayas visto antes.
Cuando descubres una nueva amistad es como un volcán en erupción, experimentas sensaciones inexplicables, pero desde el primer momento sabes que has conseguido otra alma para seguir tu camino. Es difícil pero tan mágico a la vez. Hay estrellas jóvenes, picaras, insultantes, llenas de inquietudes que te dan esa vida que a veces nos hace falta. Otras más maduras, que te proporcionan una sabiduría, un saber estar y un aprender cosas nuevas, luego estan las "listas" estas son las peores, son aquellas que hacen lo posible para ser el centro de atención, que no escuchan a nadie, y solo van a la suya. Supongo que en todos los grupos siempre hay esta mezcla. En ocasiones si la elección no ha sido buena puedes salir abrasado por la lava del volcán. Pero como siempre es el juego de la vida y hay que participar en el.

4 comentarios:

Berta dijo...

M'agrada molt la comparativa que fas de les bones i les males amistats, ojalà tinguéssim tots una mena de detector per tal d'evitar cremar-nos amb la lava del "volcà".

anna dijo...

Si perque aixo fa que despres siguem tots plegats mes desconfiats.

Núria Pascal dijo...

Anna segueixo amb molt interés el teu blog. He estat uns dies fora i al arribar he obert amb il.lusió l´ordinador i el tema que he trobat m´ha agradat molt. Per a mi l´amistat és també una paraula màgica que m´omple de satisfacció. Un amic és un tresor i m´agrada la comparació que tu fas amb les estrelles que de vegades no es veuen però hi són. Un amic t´accepta tal com ets, amb defectes i virtuds, fora de convencionalismes i egoïsmes, està amb tu en els bons moments i en els dolents. Els amics de debó generalment són pocs i no s´ha de confondre l´amistat amb d´altres relacions personals: companys de feina, de divertiment...el temps i només el temps i els esdeveniments et defineixen els amics de debó. Un petó maca.

anna dijo...

Els amics son algu magics i mai s haurien de deixar perdre per res ni per ningu.