jueves, 19 de marzo de 2009

ESENCIA

A pesar de todo, de todos y de cada momento de la vida la esencia es la misma no ha cambiado se ha mantenido frente a los demás como un iceberg en el océano más helado y más inamovible, a pesar del sol más exigente que haya habido. Su presencia siempre ha sido la misma, quizás con algunas diferencia por circunstancias en su espíritu, con sus subidas y bajas, con sus ganas de luchar o no tantas como estos últimos años, pero su mascara hacia los demás no ha variado, no ha mentido, nunca ha engañado, siempre se ha mantenido en su sitio.
Quizás ahora se ha dado cuenta que cuando más perdida estaba en el bosque, más cuenta se ha dado de quien estaba buscando setas en él, o quien ha preferido ir a buscar peces al mar.
Ha visto cuantas mascaras existen en la vida, y cuál de ellas hacen más daño, en cuales no volverá nunca más a confiar, y con cual no quiere volver a codearse. Las mas frustrantes son aquellas con las que ha luchado mano a mano y ahora ve que solo le han sacado su zumo y ahora ya no le necesitan, se permiten el lujo de no estar en el bosque, e ir a buscar peces al mar. Estas son aquellas mascaras que se creen el centro, que cuando algo viene nuevo siempre lo ven llegar mal y nunca están, pero cuando llega y los demás lo aceptan luego quieren ser las primeras y tapan su sucia conducta con alabanzas estúpidas sin sentido para tapar su propia vergüenza.
Luego no entienden a los ogros del pasado cuando sin darse cuenta son los ogros del presente y del futuro.........

2 comentarios:

Berta dijo...

Penso que la gent que no busca bolets i prefereix anar a pescar al mar l'has de deixar que pesqui. Potser la persona que pesca, cull bolets i vol anar a caçar o simplement anar a passejar és una tasta ulletes que no res clar, està perduda, vol fer-ho tot i en realitat no fa res. La persona que fa només una cosa d'aquestes o com a molt 2, és una persona que està trobant el seu camí, i això a la vida és molt important perquè pot viura-la més intensament que si fa 50 activitats alhora.

Fco. José dijo...

Em perdo una mica amb això dels bolets i els peixos, però és cert que la gent que no és sincera és la més perillosa, i la més desagradable de tractar...

Un petó